Rambla también es vicerrector de la UJI

El diseño: la utilidad o viceversa, fue el título de la conferencia desarrollada por el catedrático de estética y teoría de las artes de la Universitat Jaume I, el castellonense Wenceslao Rambla. Para este experto, el diseño es una disciplina cuyo fundamental objetivo consiste en desarrollar instrumentos, objetos y acciones tendentes a solventar problemas humanos, problemas de la vida cotidiana de las personas. Pero, aparte de esta su misión esencial, o sea la de su carácter funcional, conlleva otras. A saber, que esos objetos puedan además (y de hecho así ocurre en numerosos casos) ser atractivos, bonitos, comportar belleza en definitiva.

El diseño, aunque contenga o manifieste características sensibles de índole artística, no es arte como algunos piensan (y que inducen demasiadas veces a que la gente se confunda). Pero tampoco es ajeno al mismo, al arte; de forma que especialmente desde mediados del siglo XX surgen dos instancias que sin ser arte, son sin embargo susceptibles de desarrollar una experiencia estética en las personas Y estos son: los mass media y el diseño industrial. Así por ejemplo, hoy día ¿cuántos automóviles de lujo, tales como un Ferrari, un Jaguar, o un Mercedes de último modelo no son casi o incluso más bellos que una escultura, siendo así que su misión principal es la de transportar personas? ¿Acaso no hay carteles o pósters que son tan estéticos como un cuadro? Sin duda. 

El diseño, además de su carácter instrumental y su carácter estético cuenta además con un aspecto simbólico. También tiene que ver con la arquitectura. No en vano los objetos son los “habitantes de los edificios”: de los salones y habitaciones de una casa, de los elementos que conforman una oficina, de los muebles de un teatro o de un restaurante, de tantos instrumentos y aparatos como los que existen en un centro sanitario, etc., etc., …. Vivimos entre un sin fin de objetos, ¿y estos donde están? Pues ni más ni menos que en toda esta serie de hábitats. Es por eso que entre la microarquitecrura o diseño y la arquitectura en cuanto tal, existan correspondencias, correlaciones, influencias…. Pero, como especialmente el diseño moderno tiene un carácter estético muy potente es por lo que en ocasiones se confunda con el arte en cuanto tal. Ambos ámbitos mantienen, desde luego, conexiones, mas ello no puede llevar a confusión alguna ni pueden reducirse entre sí así sin más.El diseño es portador, en fin, de valores instrumentales artísticos y socio-morales. El diseño, además de lo anteriormente dicho, es, por si fuera poco, un valor añadido que nuestra industria, fabricados y elementos a comerciar deberían tener -y tenerlo intrínsecamente- con rigor, hermanando belleza y funcionalidad.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

HTML tags are not allowed.