Arturo durante su presentación

La colección de Arqueología y Etnología, es una más de las peculiaridades del Museo de Bellas Artes de Castellón, ya que este tipo de hallazgos y otros elementos suelen exponerse en una colección aparte o incluso en instalaciones diferentes. En el caso de Castellón, todo el material se encuentra en un mismo edificio y bajo una misma definición.

La exposición de arqueología y etnología del museo está ubicada en la planta sótano del edificio. La recopilación de las piezas se inicia a partir de los años sesenta cuando empiezan a realizarse las excavacaiones de forma sistemática en la provincia de Castellón, como la necrópolis de La Solivella, en el término de Alcalà de Xivert; o los trabajos realizados por el servicio de investigaciones arqueológicas y prehistóricas de la Diputación de Castellón.

El museo es el receptor de la gran parte de los hallazgos de las excavaciones arqueológicas que se realizan en la provincia por ser el centro más próximo a estos trabajos. Es por tanto una entrada continua de material, según Oliver. En su mayoría son piezas que no ofrecen una presentación para su exhibición y son almacenadas para su estudio y revisión científica. Muy pocas de esas piezas pasan a las vitrinas para la exposición pública.

Por otra parte, la colección se vio enriquecida en el 2001 por las donaciones del profesor Esteve que entregó todo su legado a la Diputación provincial. Lo mismo ocurrió con el patrimonio etnológico, iniciado en el 1983 con las colecciones procedentes de la misma corporación provincial.

El planteamiento museológico de esta sección trata de relacionar tanto los materiales arqueológicos y etnológicos, pero sin mezclarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

HTML tags are not allowed.